lunes, 13 de febrero de 2017

Recuperación de la Nortel.le de Jaime.

Aunque no nos demos cuenta, la gran mayoría de pautas de nuestra forma de ser y de nuestras actitudes las heredamos de nuestros padres y abuelos que nos dejan un legado sin darnos cuenta. Con las bicis clásicas suele pasar algo muy parecido, puesto que la gran mayoría que se restauran  son herencia de nuestros padres o abuelos. 

Este caso en particular es uno de ellos. Jaime nos dio la oportunidad de devolverle a esta Nortel.le, joya made in Valencia,de su padre todo el esplendor del primer día.

La bici, con el paso de los años y para favorecer la postura de la persona que la utilizaba, se había ido modificando y adaptando a su dueño.





Aunque su estado en general era muy bueno.





Tras ver su estado inicial, nada malo la verdad, procedimos al desmontaje y limpieza de todas sus piezas.




Todos sus componentes fueron limpiados y pulidos para devolverles su brillo natural. 
Pero, lo que realmente hacía especial a esta marca de bicicletas eran sus tuberías, pintura y cromados del cuadro, los cuales tratamos y cuidamos con la máxima delicadeza para sacar, así, lo máximo de ellos.









El plato, las bielas, el sistema de frenos y el de cambio Campagnolo le daba a esta joya el toque maestro.





Una vez todo limpio y pulido, cambiamos el manillar por el suyo original que, afortunadamente, fue guardado en su día. También se le puso nuevo la cinta de manillar y las gomas apoyamanos.


Y tras terminar de montar y de ajustar todo, este fue el resultado final:
























Enhorabuena Jaime por esta pequeña joya, esperamos que la disfrutes tanto como lo hemos hecho nosotros recuperándola.

1 comentario: