miércoles, 8 de julio de 2015

La Bici del abuelo V2.0 y final ( Restauración de Orbea/Stark 1940)

Esta historia comenzó el 29 de Noviembre del año 2012, sobre las 20:00 horas de la tarde. Ese día, tras la llamada de Pepe Campos (Pepe Plaça o Pepe Carcasa para los amigos) acudimos a ver la que fue la  bicicleta de su abuelo durante muchos años. Pepe la estuvo guardando durante mucho tiempo para poder restaurarla y fue mediante un amigo en común y cliente por el que conoció a Restore-It!. Juan Carlos le dio, como no podía ser de otra forma, muy buenas referencias sobre nuestro trabajo, hacía unos meses habíamos terminado el trabajo de pintura sobre su Torrot Fixie Ducati de la que estaba más que satisfecho y Pepe se acabó de convencer. Tras su llamada fuimos a ver la bicicleta de su abuelo (la "bisi" de son iaio que diría ell).

El proceso ya lo vimos tiempo atrás, allá por el 2013 terminamos la restauración y la entregamos, pendientes de futuras mejoras. Si pincháis AQUI podéis ver el proceso de restauración anterior. Así que lo que ahora os traemos es el trabajo finalizado como él siempre quiso:



Y decimos "como él siempre quiso" porque, desgraciadamente, ya no se encuentra entre nosotros debido a un fatal accidente. No queremos volver a recordar la angustia y tristeza a la que nos vimos sometidos sus amigos, seres queridos y familiares, así que pasaremos a detallar el trabajo que se realizó (el accidente ocurrió después de dejarla en nuestro taller).

La principal razón por la que la bicicleta volvió a nuestro taller fue porque la casa en la que vivía nuestro amigo Pepe se le vino abajo una zona del techo. Por suerte, y como habíamos dicho cada vez que le veíamos en el bar tomándose algo: "La casa no te caurá damunt, no!", y así fue, no le cayó encima, pero le obligó a cambiar temporalmente su lugar de residencia. Por este motivo, la bicicleta tuvo que irse a un local donde convivía con el trabajo diario de una empresa. El caso fue que la bicicleta sufrió diversos desperfectos y, con esta premisa, nuestro amigo tuvo la excusa para añadir nuevos detalles a la bicicleta de su abuelo.




La idea principal era ponerle una réplica de los adhesivos que venían con ella cuando salió de la fabrica es decir, los de la Orbea STARK. Lamentablemente, debido a la falta de cooperación de algunas personas ésto fue imposible, así que decidió colocar los adhesivos tradicionales de Orbea. 

La bicicleta volvió a pintarse pero, esta vez, en negro mate para poder después añadir nuestra laca de alto brillo:



También se decidió decorar todos las uniones en dorado y realizar unos fileteados gruesos a lo largo de los guardabarros, así como en el logotipo de la barra vertical que baja del sillín.

Eramos conscientes de que la horquilla estaba lastimada, tenía una raja por toda la zona roscada. Pepe no quiso cambiarla hasta que no encontráramos una idéntica a la original, así que mientras encontrábamos alguna se ajustó todo lo que pudimos para poder circular en condiciones.

No pudimos evitar llevarla, como tantas veces  habíamos hablado con dueño, a un evento de bicicletas clásicas y lució así de bonita el pasado Mayo. Foto cortesía de Max Lopez:


Poco después se la devolvimos a la familia y con este impresionante acabado:











Qué os parece? Qué ésto ha terminado? La casualidad quiso que no, puesto que poco después recibimos la gran noticia de la donación de una horquilla de Orbea compatible con esta Stark. Por fin podrían disfrutar sin contratiempos en un paseo!


Tras el montaje y ajuste de la nueva horquilla, la bicicleta lució así de impresionante:







Tras la primera restauración en Marzo de 2013, esta bicicleta volvió a nuestro taller en Octubre de 2014. Tras el fatídico accidente de su dueño en Diciembre de ese mismo año, nos fue muy difícil tanto volver al trabajo, como ver ahí la bicicleta esperando su turno. Finalmente en Abril de 2015 reunimos las fuerzas necesarias para poder ponernos con ella. Hasta hoy, un caluroso día de Julio de 2015, que hemos entregado finalmente la bicicleta a sus familiares.

 Estamos convencidos de que allá donde este nuestro amigo Pepe, estará contento porque hemos resucitado una pieza de la historia de su familia.
Pep, amic, allà a on estigues, gràcies!

No hay comentarios:

Publicar un comentario