viernes, 5 de mayo de 2017

Restauración completa de una Peugeot Px50 de los '50, la perfecta Randonneur.

Esta preciosa Randonneur no podía haber caído en mejores manos que en las de Francisco, un amante de lo clásico, bicicletas, coches, gadgets... Por eso, cuando vino a nuestra tienda con las fotos en el móvil de esta Peugeot, no dudamos ni un momento en aceptar el trabajo y pedirle que la trajera cuanto antes.

Fuente: www.bikeboompeugeot.com


El estado inicial de la bicicleta no era malo del todo. La pintura se podía haber salvado puliéndola y barnizándola pero, Francisco ya llevaba una idea en mente: pintura nueva, cromados nuevos y todo lo que necesitara para que volviera a lucir como cuando salió de la fábrica.



A simple vista, lo que más nos llamó la atención de esta maravilla fue el cambio Simplex Tour de France con mando rígido y cubre cadenas adosado. Era un componente que estaba muy lastimado y necesitaba una restauración urgente.
Este precioso cambio no se merecía estar en ese estado tan lamentable:


El desviador trasero Simplex Gran Turisme también precisaba de una restauración. La grasa estaba reseca, el muelle no tenía tensión y el pistón no podía trabajar debidamente a causa del exceso de suciedad.



El faro delantero que llevaba nos mosqueó un poco, puesto que no cuadraba con el conjunto de la bicicleta. Todo el equipo de luces era de la marca Soubitez pero, el faro delantero era  de la marca Cibie, lo que nos hizo pensar que el original redondo cromado se rompió y encontraron esta opción:




Los frenos,unos conocidos Mafac Cantilever junto a las manetas Mafac Randonneur hacían del sistema de frenos uno de los más bonitos que se han fabricado nunca.


Y como detalle especial nos encontramos con esta tapita cercana a la pipa de dirección, se trata de un candado para bloquear la horquilla. Por desgracia este bonito accesorio no vino con la bicicleta pero, Francisco ya había estado indagando por su cuenta...


El desmontaje fue un poco más delicado de lo habitual. A pesar de saber que la bicicleta se iba a llevar a pintar, no debíamos dañar aún la pintura original para, así, documentar los adhesivos y los fileteados originales y poder reproducirlos después:



Unas horas más tarde teníamos casi terminado el desmontaje:




Había llegado la hora de hacer una recopilación de las piezas que íbamos a llevar a cromar, y las que restauraríamos nosotros mismos:



Mientras se hacían los trabajos de cromado y pintura, llegó la hora de poner al día esos bonitos guardabarros que estaban llenos de golpes y algo deformados. Al ser de aluminio cepillado tuvimos que sacar nuestro martillo "sacabollos" de teflón, armarnos de paciencia y, poco a poco, ir adecentando los golpes:


Cuando tuvieron un mejor aspecto, se recepillaron, para poder volver a pulirlos hasta el punto original:


Una vez restaurados, los componentes que no se pudieron cromar lucían así después del pulido a espejo:


Los tacos de freno no los pudimos aprovechar, estaban endurecidos y no hubiera sido seguro montarlos. Aunque esto no nos supuso ningún problema, puesto que para ello contamos con una variedad muy amplia de patines de freno en nuestra tienda on-line que poder adaptar a estos porta zapatas :


También tuvimos que desmontar las roldanas del cambio para eliminar toda la suciedad acumulada durante años. Al pulir el metal salió a relucir lo que veis en la imagen, precioso!


Y, tras unas semanas de espera, llegaron los componentes del cromador y el resultado fue...BRILLANTE:





Lamentablemente tendréis que esperar un poco para ver el color final pero, podéis ver el "como se hizo" de los rácores de dirección. Recordad que originalmente venían en otro color distinto al cuadro:



La hora de los fileteados fue la más critica de esta restauración. En este caso, no sólo usamos nuestros pinceles habituales, además, tuvimos que usar un aerógrafo para conseguir el mismo color en los fileteados que en los rácores, como ya vimos en la restauración de "La Orbea más rápida":







No tenemos fotos del momento en el que usamos el aerógrafo, para compensaros pondremos las del segundo barnizado que se realizó una vez terminamos los detalles delicados.




Mientras secaba el barniz, no pusimos manos a la obra con un detalle que nos llevó tanto trabajo como satisfacción. El piñón de rosca de 4v francés teníamos que salvarlo a cualquier precio...
De esta forma usamos las técnicas más delicadas a base de desincrustante y muchos mimos y, como eso no funcionó, pasamos al plan B... Fuego!!


Una vez desmontado, engrasado y restaurado parece casi nuevo:


Ahora sí que sí, comenzaba el montaje de esta preciosa Peugeot PX50 de la década de los '50. Si observáis detenidamente podéis apreciar a un nuevo miembro de la familia Restore-It!:


Sabíamos que esta bicicleta iba a quedar muy bien, pero el resultado estaba siendo perfecto:


Los nuevos adhesivos y los decorativos en verde metalizado hacen que esta restauración sea única, veamos como acaba!




El ajuste del cambio trasero fue algo delicado. De esta forma, poco a poco, fuimos ajustando hasta que engranara todas las marchas correctamente:



Con la inestimable ayuda de Nina continuamos con la instalación eléctrica de la Peugeot de Francisco:


Aquí la podéis ver pasando cables:


Casi teníamos nuestra restauración finalizada, sólo faltaba un detalle el cual no podíamos pasar por alto. Recordáis que hemos comentado que el faro delantero parecía no ser original? Pues, como ya sabréis, en Bicicletes Restore-It! tenemos solución para casi todo. Así pues encontramos un faro Soubitez, redondo, original, igual que en el catalogo de los '50:


El estado en el que se encontraba era bueno pero, no todo lo bueno que se espera de una restauración de este calibre. Así que lo llevamos a cromar para que luciera como se merece:




El montaje y ajuste de los distintos componentes y accesorios continuó sin ningún percance, hasta que por fin la tuvimos terminada:




El sistema de frenos Mafac es uno de los componentes más bonitos de esta bicicleta. Datan de la década de los '50 pero, después de pasar por nuestras manos, son igual de efectivos que antaño: 




Como ya hemos dicho anteriormente, los patines de freno tuvimos que fabricarlos a medida. Ya que, actualmente, no existen ningunos que le queden bien a estas pinzas de freno:


Al igual que los patines, el cableado que une los frenos tuvimos que realizarlo de nuevo:



Ahora sí, el grupo de luces está totalmente compuesto por Soubitez:


La dinamo cuenta con un curioso protector para la ruedecilla moleteada, que también se llevó a cromar con el resto de componentes:


Como podeis apreciar, el faro ha quedado como nuevo, con su bombilla amarilla original:





Para darle un toque de distinción y, por qué no, personalizada a gusto de Francisco,  eligió una cinta de manillar de cuero natural, con tapones de madera. Perfecta!


El sillín, también de cuero natural, encaja a la perfección con todo el conjunto:


También se le ha añadido un bombín idéntico al original, lo podéis encontrar en nuestra tienda online:


Los pedales también podéis encontrarlos en nuestra tienda online, son perfectos para este tipo de bicicletas:


Y, por último, no podíamos olvidarnos de  la joya de la corona, el grupo de cambio Le Simplex. Este se compone del desviador delantero con comando rígido y cubre cadenas adosado:



Y del cambio trasero de pistón Le Simplex Gran Turisme con muelle tensor:


Y hasta aquí ha llegado la restauración de la Peugeot PX50 de Francisco... pero, un momento! Recordáis el curioso sistema de bloqueo de dirección?


Cuando francisco vino a recoger su flamante Peugeot trajo consigo una sorpresa:


Ahora sí que está completa al 100% esta preciosidad.


Muchas gracias Francisco por confiar en Bicicletes Restore-It! para tus proyectos.



6 comentarios:

  1. Mis felicitaciones, que inmensa emoción de ver ese trabajo, que bueno!!! saludos, bicicletas retro Córdoba desde Argentina.

    ResponderEliminar
  2. Magnífico trabajo, te lo has currado pero bien. Chapó!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias Gloria! En el proceso no parece haber tanto trabajo, pero que te voy a contar a ti!
      Un abrazo!

      Eliminar
  3. Impresionante, decir profesionales es quedarse corto. Eso es pasión por el detalle.

    ResponderEliminar
  4. Muchas gracias Roberto Martinez! Nos alegra que te guste tanto como a nosotros.
    Un saludo!

    ResponderEliminar